Historia

Historia

La fundación del M.F.C. en México, estuvo ligada estrechamente al Padre Jesuita Francisco Marín, quien estando como misionero en China conoció a un matrimonio miembro de los ´Equipos de Nuestra Señora de Paris´. A su regreso a China, el Padre Marín se hizo cargo de las congregaciones Marianas en la ciudad de México y fue a los miembros de estas congregaciones, a quienes inicialmente invitó el sacerdote a formar grupos de matrimonios parecidos a los de ´Nuestra Señora´, con el apoyo decidido de Manuel y Herlinda González Flores. Los congregantes acogieron muy bien la invitación del Padre Marín, y en poco tiempo los grupos fueron numerosos.

Aproximadamente un año más tarde, el Padre Luís G. Hernández, se encontró con una situación parecida. Teresa Olvera, miembro de la Acción Católica visitó París y conoció ´los Equipos de Nuestra Señora´. A su regreso a México, habló con Rafael y Consuelo González Rivas, a quienes ofreció poner en contacto con el matrimonio Poulin, miembro de los grupos de Paris y quienes estarían en México para esas fechas. Los González Rivas invitaron a otros matrimonios para la reunión con los Poulin, surgiendo de allí la iniciativa de hacer algo parecido a lo que se desarrollaba en Francia.

El Padre Hernández estuvo de acuerdo en asesorar al grupo y participar en sus reuniones, y así, esos dos grupos independientemente trabajaron y fueron creciendo en su formación religiosa.

En agosto de 1958, por iniciativa de la Acción Católica, Alejandro y Margarita Rangel promovieron la visita a México del Padre Richards y de Federico y Hortensia Soneira, en ese tiempo Asistente y Presidentes Latinoamericanos del M.F.C., respectivamente. Por otra parte, la Acción Católica ya había iniciado las gestiones para establecer un ´Movimiento de la Familia en México´, por el año de 1957.

El Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la Comisión Episcopal para el apostolado seglar, Monseñor Garibi Rivera, le pidió al Padre Richards que impartiera un retiro al que asistirían los grupos de los Padres Marín y Hernández. En ésta y otras reuniones posteriores, tanto el Padre Richards como los Sonería, hicieron ver a ambos grupos que tenían mucho en común con el M.F.C. latinoamericano, de manera que los invitaron a fusionarse y a pertenecer al movimiento.

La idea fue aceptada y en agosto de 1958, se unieron esos dos grupos y adoptaron el nombre de ´Movimiento Familiar Cristiano´, teniendo como primeros Presidentes al matrimonio formado por José y Luzma Álvarez Icaza.
A partir de esa fecha, el M.F.C. tiene presencia en México y ha contado con la participación de miles de matrimonios, tanto en el Ciclo Básico de Formación como en los Servicios a la Comunidad, compartiendo experiencias y apoyo espiritual, con el propósito de mantener firme e indisoluble la unión conyugal.